Saltar al contenido

Diferencia entre la mantequilla y la margarina

Su apariencia las hace lucir igual y nos hace pensar que están hechas con los mismos componentes y que aporta lo mismo a nuestro cuerpo, pero no es así. La margarina y la mantequilla son dos alimentos con infinitas diferencias y con una sola similitud: ambas pertenecen al grupo de las grasas y aportan la misma cantidad de calorías.

¿Qué es la mantequilla?

mantequilla y margarina

La mantequilla es una grasa que proviene del animal, elaborada a partir de la grasa láctea (derivado de la leche). Normalmente no tiene agregados adicionales, únicamente conservante, colorantes si es industrial, ya que la casera no lo contiene, y nutrientes que enriquecen o fortalecen la mantequilla.

¿Qué es la margarina?

La margarina está elaborada con aceites de origen vegetal poliinsaturados con componentes agregados de sabor, conservantes, colorante y, a veces, es enriquecidos con vitaminas A, D y E.

¿Cuál es la diferencia entre la mantequilla y la margarina?

– La mantequilla tiene más colesterol y grasa saturada, mientras que la margarina tiene más grasa insaturada y no tiene colesterol.

– Los aceites de la margarina atraviesan un proceso de hidrogenación donde se transforman en grasas saturadas y grasas trans, las cuales elevan el colesterol malo y reducen el colesterol bueno.

– El consumo excesivo de la mantequilla incrementa los niveles de colesterol en la sangre, lo cual puede ocasionar el bloqueo de las arterias.

– 100 gramos de mantequilla o margarina aportan aproximadamente 717 calorías, lo que quiere decir que una porción pequeña, por ejemplo, una cucharadita contiene 143 calorías y 43,8 miligramos de colesterol, por lo que lo recomendable es disminuir al máximo su consumo.

Al considerar los aspectos relacionados con la salud, la más recomendable entre la mantequilla y la margarina, es la margarina. Aunque haya una de éstas que es menos mala, lo más mejor es evitar la mantequilla y la margarina y optar por otras opciones más saludables como el aceite de oliva, aceite de girasol, aceite de canola, etc.

Si lo que buscas es perder peso y cuidar tu salud, debes evitar en lo posible la mantequilla y la margarina ya que aportan a tu organismo una gran cantidad calorías, grasas y componentes dañinos.