Saltar al contenido

Ayuno intermitente, mitos y su impacto en la salud

En años anteriores se había hablado mucho, sobre la existencia del ayuno intermitente. Pero, nunca se ha revelado sus mitos y el gran impacto que aporta en la salud del ser humano. Por esa razón, hoy en MujerConSalud.com te diremos los beneficios, que hay en dejar de comer por unas horas al día.

¿Qué es el ayuno intermitente?

ayuno intermitente

La técnica del ayuno intermitente, cada vez es más aplicada por las personas. Debido, a que este plan de alimentación, ayuda a mejorar día tras día la salud de los humanos. La clave para obtener los mejores resultados, es estar conscientes que este patrón alimentario se hace por voluntad propia, dejando de comer durante unas horas al día. Posteriormente, comer deliberadamente.
En pocas palabras, este proceso te permite consumir todas las calorías necesarias, en un periodo determinado durante el día. Además, te da la potestad de elegir los alimentos que no debes de ingerir, mientras estas ejecutando el ayuno.
Sin embargo, este patrón alimentario ha sido un factor de discusión, entre los médicos especializados en el área de nutrición y los profesionales del fitness. No obstante, en el siguiente artículo explicaremos en que consiste la estrategia.

Pasos para ejecutar un buen ayuno intermitente

En primer lugar, este tipo de alimentación tiene diferentes tipos de ayunos. Aunque, los que las personas más emplean son: él ayuno 16/8, el ayuno 24 hrs y por último, el ayuno intermitente 48 hrs. No obstante, también están los ayunos 12/12. Hay que tener en cuenta que, para implementar este plan de alimentación, es necesario tener un óptimo peso y condiciones adecuadas de salud. De esta manera, evitamos cualquier tipo de trastornos o deficiencias nutricionales.
Ahora bien, te explicaremos en qué consisten cada uno de los distintos tipos de ayunos intermitentes:

Ayuno 16/8

Este tipo de técnica se ejecuta en un ciclo de 16 horas, posteriormente luego de unos periodos de alimentación de 8 horas. Es por ello, que lleva por nombre ayuno intermitente 16/8. En pocas palabras, si ingerimos los primeros alimentos del día a las 14:00 hrs, es necesario consumir todas las calorías que nuestro cuerpo requiere, dentro del lapso de las 14:00 a las 22:00 hrs. De esta forma, solo podemos comer dos comidas al día. Luego, al siguiente día debemos de comer igualmente, a las 14:00 hrs.

El ayuno de 24 y 48 horas

Por otra parte, los siguientes tipos de ayunos se enfocan en mantener un plan de alimentación solo de 24 o 48 horas. Estas técnicas son más extremistas y se recomiendan tener una perfecta hidratación, para evitar una hipoglicemia o falta de energía. Sin embargo, a medida de la práctica, el organismo puede adaptarse a esta técnica sin ningún problema.

Ayuno 12/12

Por último, tenemos el ayuno 12/12, que se basa en efectuar un solo desayuno y una sola cena, dentro de un periodo de 12 horas cada uno. Por ejemplo: puedes consumir tu primera comida a las 8:00 de la mañana y puedes cenar posteriormente a las 20:00 de la noche. Cualquier técnica que utilices para tu plan de alimentación siguiendo todas las normativas correspondientes, son válidas.

Beneficios para la salud

Como anteriormente hemos nombrado, el ayuno intermitente proporciona un sinfín de beneficios para mejorar nuestra calidad de vida. Estos son las cosas positivas, que este tipo de estrategia de alimentación le brinda al organismo.

  • Evita el envejecimiento, reduciendo los niveles de mortalidad físicos y orgánicos por completos.
  • Disminuye la inflación de los órganos o zonas vulnerables.
  • Mejora el colesterol bueno. Controla los triglicéridos y elimina el colesterol malo.
  • Ayuda a activar las neuronas cerebrales.
  • Restringe el crecimiento y evolución de células cancerígenas.
  • Retiene la masa magra del organismo. De esta manera, perdemos grasa corporal naturalmente.
  • Beneficia los niveles de glucosa y además, mejora la fluidez del sistema sanguíneo del cuerpo humano.
  • Auto-controla la sensación de hambre. Es decir, vencemos las ansias incontrolables del hambre falso y al mismo tiempo, mejoramos nuestro autocontrol.

¿Me ayuda a perder esos kilos que tengo de más?

El patrón alimentario de los ayunos intermitentes, nos ayudan a cualquier tipo de los objetivos que podemos plantearnos. Hoy por hoy, estudios han demostrados que al dejar de comer por algunas horas, podemos mejorar nuestra calidad de vida. Así que, es el momento perfecto de sacarnos el pendrive de la mente, con la información falsa o el mito de que, si comemos más nuestro metabolismo se acelera y podemos quemar grasa. Eso es rotundamente falso.
Por lo general, para las personas que necesitan la ingestas de calorías, el ayuno es el plan de alimentación ideal. Ya que, se agrupan las calorías en una o dos comidas al día, consumiendo los alimentos sin complicación alguna. Además, perfeccionamos el autocontrol sobre la sensación de hambre a deshoras.

¿Puedo ganar masa muscular con el ayuno?

De igual importancia, el ayuno incrementa la masa muscular, que tanto deseamos cuando el metabolismo es lento. Sin embargo, todo varía dependiendo siempre del tipo de metabolismo que tenga nuestro cuerpo. La clave para lograr todos tus objetivos planteados, es consumir el número total de las calorías y el nivel de macronutrientes.

¿Cómo ejecutar el ayuno intermitente por primera vez?

Si eres de las personas que está plenamente acostumbrada a consumir más de 4 comidas diarias, probablemente se te ponga la cosa difícil, más no imposible.
Te recomendamos, bajar las cantidades de alimentos consumidos a 3 comidas por día. De esta manera, poco a poco iras moldeando tu organismo, a la nueva estrategia alimentaria que estas por emplear. Cuando ya estés acostumbrado a comer desayuno, almuerzo y cena, tendrás la posibilidad de disminuir la cantidad de calorías, por cada comida. Luego, llegaras al punto en que tu cuerpo, no necesite desayunar.
Al mismo tiempo, reducirás la ansiedad de hambre a deshoras. Sin embargo, es importante mencionar que el estado hormonal que nos encontremos en ese momento, influirá mucho con nuestra forma de alimentarnos. Asimismo, cuando ya te adaptes a este método, podrás ejecutar algunos de los distintos ayunos intermitentes.

Ejercítate, el ayuno no te lo impide

Una de las preguntas más frecuentes que esta temática aborda es que ¿Si con el ayuno podemos ejercitarnos? Y la respuesta es, sí. No existirá ningún impedimento que te dificulte el tiempo que dedicas a tus actividades físicas. Al igual que todo, lo importante es ir acostumbrando al cuerpo, a este tipo de estilo de vida. Así que, por eso ¡No te preocupes, ejercítate sin problemas!

¿Cualquier persona puede adaptarse al ayuno?

Cualquier persona que tenga las condiciones requeridas anteriormente expuestas, puede adoptar esta técnica alimenticia a su vida. Lo importante, es estar consciente del cambio positivo que haremos en nuestra alimentación. No obstante, si un individuo no se siente en capacidad de ejercer el ayuno, es mejor que no lo haga. Debido a que el estado de ánimo y metabólico, influye mucho.

Todo en exceso es malo

No cabe duda, que todo en exceso suele ser dañino. Así que, el ayuno no se escapa de esta regla. Ya que, si se abusa de su periodo, puede generar deficiencia muscular y perjudicar nuestra salud día tras día. Dormir bien, ayudara a facilitar la técnica del ayuno.

Para finalizar…

ayuno intermitente

Por último, debemos de resumir que el ayuno nos proporciona múltiples beneficios a nuestra salud. No obstante, recuerda que todo estos aspectos positivos puedes alcanzarlo, solo si hay: Buena alimentación, actividad física y descanso.